Desde 1999, una de nuestras líneas de trabajo es la cooperación internacional para evitar situaciones en que se vulneran los derechos humanos en general y, muy especialmente, de mujeres en cualquier parte del mundo.

Hemos apoyado sobre el terreno el trabajo de asociaciones de mujeres de Méjico y Guatemala en su denuncia de feminicidios.

Trabajamos con organizaciones internacionales como la Unión de Mujeres Saharauis y hemos visitado en numerosas ocasiones los campamentos de refugiados en la Hamada Argelina y los Territorios Ocupados para denunciar su situación insostenible.

Desde el inicio de la Primavera Árabe, nuestra presidenta colabora con la Unión de Mujeres Egipcias por el Cambio, en su trabajo por el reconocimiento de los derechos de las mujeres en la Constitución redactada tras la deposición de Mubarak; y en la que después se ha redactado tras la caída de Morsi.

En este país colaboramos, desde hace años, con EBWA (Egyptian Business Women Association), con AFRAWE (African Alliance for Women Empowerment), con BPW-Egypt (Business and Professional Women Egypt), y con el Arab Center for Law Awareness para el empoderamiento político de las mujeres egipcias.

Nuestro compromiso con los Derechos Humanos nos ha llevado a trabajar, desde hace décadas, por la paz y el fin del conflicto en Palestina, viajando en numerosas ocasiones tanto al West Bank y Gaza como a Israel y a Siria. Hemos colaborado con la Cooperativa de Mujeres “Women in Hebron”, la Casa de Acogida para Víctimas de Violencia de Género Mehwar y con diferentes proyectos en los Campamentos de Refugiados Al-Aroub, Aida, Jalazone.